Poemas de Mecha Foderé

Barriletes

Al soplar fuerte brisa

mi padre nos llevaba

hacia la parte más alta

de una colina.

¡Qué felicidad la nuestra!

Desde allí se divisaba el vecindario lindero

y nuestros ojitos de niños

imaginábamos viajes; volando sobre los alrededores…

Mi padre nos remontaba

los barriletes que nos hacia

y el goce era intenso

al divisar los colores en lo alto,

mecidos por el viento

y abriendo sus colas de dos tiras.

Los flecos bailaban al compás de la brisa

emitiendo sonidos gloriosos…

Llegaba el momento sublime

de enganchar papelitos en el hilo de sostén

y enviar cartitas a las nubes…

Era tan maravilloso

ver ascender “nuestras cartitas”

que a veces el viento arrancaba…

Y Papá nos decía, sonriente:

-¡Ya las recibieron!

Envíen otra que ellas se pondrán felices

de que mis hijos les escriban

cartitas de amores…

Aquel recuerdo perdura en mi mente

como algo sagrado

que llevo en mi pecho.

La infancia dichosa

que permanentemente está en mi ser…

Mecha Foderé

1 comentario »

  1. Aquel espinillo que la niñez nos vistió con su presioso aroma y su dorado color.
    ¡Cuánto lo recuerdo!
    Bellísimos versos querida hermanita.
    ¡Un diez!

    Comentario por Estela Foderé — enero 30, 2008 @ 6:19 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: